978-84-204-2973-1 Título
Bendita memoria.  
Autores Jong, Erica           
Editorial Alfaguara, S.A. Ediciones  Nº edición  Año  Ene/1999
Colección    Nº colección  Páginas  412 
 
Materias



Prosa


Encuadernación   
Largo  Ancho 
Idioma   
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   17,75
 
 
Reseña del libro
Enrique Gil Calvo asegura en El nuevo sexo débil que las mujeres son aficionadas a las sagas familiares, porque conciben sus vidas de forma relacional, entretejidas con las ajenas, y porque aspiran a durar y a sobrevivirse a través de la familia (mientras que los varones se ven a sí mismos como individuos, efímeros y autistas). Si a ello añadimos que los judíos, tal como los define Bendita memoria, son "la gente de la memoria" ("el pueblo de la memoria" habría sido una mejor traducción) y que Estados Unidos es un país de inmigración, no es de extrañar que Jong, mujer, feminista, judía y estadounidense, haya escrito en forma de saga matrilineal la historia de cuatro generaciones de judíos rusos instalados en Nueva York. Pero si la literatura femenina, la judía y la estadounidense tienen temas característicos, ello no nos dice nada -bueno o malo- sobre su calidad. Que aquí deja bastante que desear.

Erica Jong es recordada entre nosotros, sobre todo, por su estrepitosa primera novela. Miedo a volar (1974), sobre una mujer independiente, ambiciosa y aficionada al sexo. No cabe duda de que tanto esa protagonista como, en la vida real, la autora (de quien Alfaguara ha publicado también unas interesantes memorias: Miedo a los cincuenta), han contribuido a ampliar la gama de modelos de mujer con uno nuevo: el de la mujer promiscua, pero no por ello marginal, sino capaz de conquistar con su trabajo -la escritura- dinero y fama. La crítica la ha comparado repetidamente con Henry Miller (que aparece por cierto, al igual que otros escritores, en Bendita memoria), y sin duda sus principales cualidades son las mismas: vitalidad antiintelectual, desbordante erotismo, buen humor, honradez; en cambio, ni la poesía, ni el mero buen gusto, ni siquiera el sentido del ridículo, son su fuerte. (Tampoco la comprensión de la cultura: en un momento dado se nos habla de "las gárgolas de Goya" -página 273-, en otro, Gertrude Stein, invitada a sentarse, responde nada menos que: "Una silla es una silla es una silla" -página 134-, parodia supuestamente ingeniosa de su célebre “Una rosa es una rosa es una rosa"...). El resultado es una novela bien documentada, viva y entretenida en sus mejores momentos, prosaica, tópica y un punto ingenua en los peores

La traducción es correcta, aunque según la moda de estos últimos años, se omiten notas que habría necesitado el lector español. ¿Cómo entender por ejemplo que alguien "eche de menos sus días de ensalada" (página 193) si nadie nos aclara que ello alude a una cita, muy conocida en inglés, del Antonio y Cleopatra, de Shakespeare?

Autor Crítica: Laura Freixas

 
 
Bio-bibliografía del autor
Erica Jong nació en Nueva York y se educó en Barnard College y en la Universidad de Columbia. Había publicado varios libros de poesía cuando Miedo a volar la catapultó a la fama internacional en 1974. Sus obras posteriores, entre ellas la novela Bendita memoria (Alfaguara, 1999) y el ensayo Miedo a los cincuenta (Alfaguara, 1995), la han convertido en una de las mujeres más influyentes de nuestro tiempo. A lo largo de su dilatada producción como poeta, novelista y ensayista, Erica Jong nunca ha dejado de celebrar la fuerza y las posibilidades de la mujer, con energía y con pasión.