978-84-8460-331-3 Título
Agur Aznar. Memorias de un vasco en Madrid.  
Autores Anasagasti, Iñaki           
Editorial Temas de Hoy, Ediciones  Nº edición  Año  Ene/2004
Colección    Nº colección    Páginas  573 
 
Materias



Biografias, memorias


Encuadernación  Cartoné 
Largo  24  Ancho  16 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   21,00
 
 
Reseña del libro
En plena discusión constitucional, Enrique Tierno Galván comentó a Xabier Arzalluz lo siguiente: «¿Por qué hemos de asombrarnos de las tempestades cuando todos vivimos la época en que se sembraron los vientos? ¿No sería mejor entender que estamos viviendo lo que habíamos de vivir, procurando en cualquier caso no sembrar más vientos para que los que nos han de seguir no recojan más tempestades?» Como testigo privilegiado de la vida parlamentaria desde 1986, Anasagasti nos cuenta algunos episodios fascinantes de nuestro pasado reciente, desde como se vivió desde dentro del PNV el asesinato de Miguel Ángel Blanco y la negociación de la primera investidura de José María Aznar hasta una insólita visita de Arzalluz al Cesid y cómo se acuñó el término «Brunete Mediática», pasando por toda la verdad sobre el acuerdo de Lizarra o el plan Ibarretxe. Anasagasti analiza asimismo lo que piensa de la figura del Rey, de la capacidad de control del Parlamento, y de una Justicia que considera que no funciona. Libro descarnado, claro y con interesante documentación para analizar desde el nacionalismo vasco los últimos años de la política española. 
 
Bio-bibliografía del autor
Iñaki Anasagasti Olabeaga nació en Cumaná (Venezuela) durante el exilio de sus padres. Estudió el bachillerato en San Sebastián y Bilbao y se licenció en Comunicación Social por la Universidad Católica de Caracas. Completó su formación cursando Economía y Estudios Internacionales antes de volver a Bilbao en 1975. En Venezuela fue miembro activo del Centro Vasco de Caracas y se ocupó, entre 1969 y 1975, de Radio Euzkadi, que transmitía clandestinamente desde aquel país latinoamericano. Tras la muerte del general Franco participó en la salida de la clandestinidad del PNV y fue elegido junto a Arzalluz y Ajuriaguerra miembro de la ejecutiva de este partido en Vizcaya y del Euzkadi Buru Batzar en 1977. En 1980 es elegido miembro del Parlamento Vasco; en 1986 diputado y portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados. Es el decano de los portavoces parlamentarios.