978-84-96968-59-2 Título
Navegacion a Oriente y noticia del reino de la China  
Autores De Escalante, Bernardino           
Editorial Almuzara, Editorial  Nº edición  Año  Jun/2008
Colección  Biblioteca de literatura universal. Minor  Nº colección  Páginas  174 
 
Materias



Viajes


Encuadernación  Rustica 
Largo  19  Ancho  13 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   15,00
 
 
Reseña del libro
Este discurso de Bernardino de Escalante es la primera descripción de China en lengua española que vería la luz en letras de molde y uno de los más importantes relatos de viajeros a Oriente de la época. Se imprimió en 1577, en pleno apogeo del reinado de Felipe II y en uno de los momentos de mayor relevancia política de la corona castellana, cuyo imperio colonial rivalizaba con el portugués en extensión e importancia y se veía amenazado por la piratería inglesa. La expansión sin precedentes del conocimiento geográfico en la Europa moderna, de los siglos XV, XVI y XVII, tuvo una traslación directa en el ámbito de las letras, que afecta directamente a la concepción de un «otro» hasta entonces mal conocido, o sólo atisbado y mitificado por la leyenda. No obstante, aunque los europeos pasarán a tener una idea más precisa de las que antaño fueran tierras ignotas, el conjunto de tópicos sobre el oriente «maravilloso» que había nutrido la imaginación de las gentes del Medioevo y de los lectores de Marco Polo persistiría con fuerza hasta las últimas décadas del siglo XVI. El interés y la curiosidad ininterrumpidos por estas sociedades complejas y fascinantes quedarían consignados en una extensa y rica tradición de textos dedicados a la descripción de la sociedad, los pueblos y las costumbres orientales, unos textos que no pueden separarse de la realidad política y de los intereses económicos y de liderazgo de la metrópoli europea y de los colonizadores desplazados a estos nuevos mundos.
 
 
Bio-bibliografía del autor
Bernardino de Escalante nació en Laredo ca. 1535, en una de las familias más importantes del lugar. Fue militar, tras los pasos paternos, ocupación que abandonaría en 1559 para dedicarse a la vida religiosa. Afincado en Sevilla publicaría allí sus dos obras conocidas, el Discurso de la navegación a Oriente y noticia del reino de la China, en 1577, y los Diálogos del arte militar, en 1583. Por encargo de Felipe II se unió a la junta de cartógrafos portugueses encabezados por Juan de Herrera y permaneció unido al entorno asesor del monarca hasta su muerte, ocurrida en fecha incierta, a principios del siglo XVII.