978-84-441-4495-5 Título
Asuntos de amor  
Autores Aparicio, Juan Pedro           
Editorial Everest, Editorial, S.A.  Nº edición  Año  Oct/2010
Colección    Nº colección    Páginas  169 
 
Materias



Prosa siglo XX


Encuadernación  Cartoné 
Largo  21  Ancho  15 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   14,96
 
 
Reseña del libro
El relato corto, género mestizo que participa, o puede participar, de la prosa poética y el aforismo y que casi siempre muestra voluntad de sorprender al lector, es precisamente el que elige el veterano y galardonado escritor leonés Juan Pedro Aparicio en esta excelente colección compuesta por once relatos y veintinueve cuánticos (denominación del autor) de amor, es decir, relatos de la máxima brevedad, tanta que el último de ellos tiene exactamente dieciocho palabras incluyendo el título.
El tema de todas estas narraciones es siempre el mismo: el amor, ya lo dice el título. El amor, los amores, el desamor, el exceso de amor, la falta de amor, el amor que no se reconoce como tal, los equívocos del amor, las exigencias del amor, los malentendidos del amor.  
 
Bio-bibliografía del autor
Juan Pedro Aparicio (León, 1941) estudió Derecho en Oviedo y Madrid, aunque ha acabado dedicándose en exclusiva a la literatura. De 1975 data su primer libro, El origen del mono y otros relatos, al que siguió su novela Lo que es del César (1981). Con El año del francés (1986) consigue un amplio reconocimiento, confirmado poco después con la concesión del premio Nadal en 1989 por su obra Retratos de ambigú. Del resto de sus novelas, habría que destacar la excelente La forma de la noche (1994), alabada por la crítica más exigente, así como las dedicadas a las andanzas del comisario Malo. Su última obra se titula La gran bruma (2001). Ha cultivado también el ensayo, el artículo periodístico, el relato corto —sus cuentos figuran en importantes antologías españolas y extranjeras— y el libro de viajes, con notable éxito y reconocimiento. Su obra El Transcantábrico (1982) ha inspirado la puesta en marcha de un tren turístico con el mismo nombre.