978-84-249-2148-4 Título
Elegias  
Autores Propercio           
Editorial Gredos, S.A. Editorial  Nº edición  Año  Sep/2011
Colección  Biblioteca basica Gredos  Nº colección    Páginas  313 
 
Materias



Literatura en castellano


Encuadernación  Rustica 
Largo  21  Ancho  14 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   14,00
 
 
Reseña del libro
Es Sexto Aurelio Propercio (47 - 15 a. C.) uno de los máximos exponentes de la poesía elegíaca romana. Pocos datos se saben de su vida. De buena familia aunque empobrecida, tuvo que trasladarse a Roma para ganarse la vida. Allí conoció a Cintia, de quien cayó rendidamente enamorado, por lo que ella fue el motivo central de sus poemas. Su obra se compiló bajo el título genérico de Elegías, un poemario dividido en cuatro libros con unos noventa poemas en total. Si bien algunos de sus poemas son de tema mitológico o de exaltación patriótica, el tema central de su producción es fundamentalmente el amor. Sin embargo, lejos de ser festivas, las elegías de Propercio tienen un trasfondo oscuro, están teñidas de una pasión ciega y también de sufrimiento, a causa de la difícil y tormentosa relación que mantuvo con Cintia. La obra poética de Propercio, compleja, dinámica, llena de contrastes, es de una sorprendente riqueza formal y lingüística que va atrapando paulatinamente al lector conforme se van degustando sus matices.




 
 
Bio-bibliografía del autor
Sexto Propercio (en latín Sextus Propertius; 47 a. C. - 15 a. C.), fue un poeta lírico latino. De origen umbro (se cree que nació en Asís o en todo caso en las verdes llanuras de la Umbría italiana), su padre se arruinó en el año 40 a. C. con las confiscaciones de tierras de las guerras civiles, por lo que muy joven aún tuvo que marchar a Roma a buscar fortuna estudiando leyes y como orador. El amor de Cintia, una liberta o una cortesana acaso, hizo brotar en él el gusto por la poesía y, al difundirse su primer libro de poemas, fue llamado al círculo literario de Cayo Cilnio Mecenas, donde conoció a Virgilio y a Ovidio.

Escribió unos noventa poemas repartidos en cuatro libros de Elegías, de los cuales los tres primeros se dedican a Cintia, cuyo nombre real, métricamente equivalente, sería Hostia; el cuarto se ocupa de viejas leyendas religiosas paganas y de temas patrióticos en línea con el programa regenerador del emperador Augusto.

El libro primero fue editado alrededor del año 26 a. C.; existe polémica en cuanto al segundo, porque algunos editores lo dividen en dos y por tanto habría que hablar de cinco libros en total y no cuatro.

Al contrario que la poesía de su contemporáneo Tibulo, con quien se le suele emparejar, Propercio imita la poesía neotérica alejandrina, y en especial a Calímaco, cuyo elaborado estilo y erudición mitológica sigue en ocasiones. Su obra posee una característica y recurrente melancolía, y expresa patéticamente un concepto trágico de un amor que se ve atacado por los celos, la tristeza y la desilusión. Unas pocas veces, empero, se acerca ocasionalmente a otros temas, tales cual la naturaleza de la poesía, epístolas a amigos reales o una imaginaria de Aretusa a Licotas (nombre ficticio); un poema en el cual el espíritu de Cornelia (acaso la hijastra de Augusto de ese nombre) consuela a su esposo viudo; unas pocas piezas sobre eventos públicos civiles y algunos poemas (fundamento y fuente de los ulteriores Fastos de Ovidio) sobre temas antiguos, por ejemplo la historia de Tarpeya.