978-84-937555-8-4 Título
Fantasmas de piedra. Cuando una aldea era el mundo.  
Autores Corona, Mauro           
Editorial Altair, Editorial  Nº edición  Año  Nov/2011
Colección  Heterodoxos  Nº colección  18  Páginas  296 
 
Materias



Viajes


Encuadernación  Rustica 
Largo  22  Ancho  14 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   22,00
 
 
Reseña del libro
Mauro Corona pasea por las calles desiertas de Erto, la aldea donde creció, en el corazón de los Alpes italianos. A su paso oye gemidos que escapan por las puertas desvencijadas de las casas. Erto saltó a las primeras páginas de los periódicos el 9 de octubre de 1963, cuando una ola gigantesca sobrepasó el embalse del Vajont y arrasó el valle. Fallecieron centenares de personas. Ante el peligro de que reventara la presa, desalojaron a los supervivientes. Los caserones se quedaron vacíos. Sin embargo, cuando Mauro Corona invoca sus recuerdos, Erto revive. De su mano, el fuego vuelve a bailar en hogares que han perdido el techo. Aparecen músicos, herreros, adolescentes en plena primavera, jugadores empedernidos, recios bebedores, imbatibles campesinas, villanos, diablos y héroes anónimos. Mauro Corona consigue un milagro, aunque sea efímero: a lo largo de estas páginas, gritos, risas y sollozos resuenan de nuevo entre las paredes de los viejos “fantasmas de piedra”.
 
 
Bio-bibliografía del autor
MAURO CORONA (ERTO, DOLOMITAS DEL FRIUL, 1950) nació en el carromato de sus padres, vendedores ambulantes. En Erto hizo amigos para siempre y descubrió su pasión por la montaña. A los doce años se iniciaba en la escalada. De su abuelo Felice, aprendió los rudimentos de la talla de la madera. Una catástrofe marcó el devenir de su pueblo, y su entrada en la adolescencia: el 9 de octubre de 1963, el derrumbe del monte Toc sobre el embalse del Vajont provocó una colosal ola que barrió el valle. Años más tarde Mauro Corona regresó al pueblo abandonado y se puso a trabajar de peón en una cantera de mármol. Lo dejó cuando empezó a vivir de sus esculturas. Su otra pasión, la escalada, lo ha llevado a Groenlandia y a las míticas paredes del parque de Yosemite. Empezó a publicar en 1997, a raíz de un encuentro con Claudio Magris y su esposa, Marisa Madieri, que fue quien descubrió su talento narrativo. Mauro Corona cuenta ya con dieciséis libros. Y se esconde en Erto, hasta el punto que algunos dudan de su existencia.