978-84-322-2111-8
B
Título
Treblinka.  
Autores Rajchman, Chil           
Editorial Seix Barral, S.A.  Nº edición  Año  Ene/2014
Colección  Los tres mundos  Nº colección    Páginas  238 
 
Materias



Prosa


Encuadernación  Rustica 
Largo  23  Ancho  14 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   17,50
 
 
Reseña del libro
De junio de 1942 a octubre de 1943, más de 700.000 personas fueron asesinadas en Treblinka, un campo de concentración establecido exclusivamente para el exterminio de judíos. En agosto de 1943 los prisioneros se rebelaron. Sólo cincuenta y siete lograron escapar y sobrevivir. Polaco judío, Chil Rajchman fue deportado al campo en octubre de 1942. Participó en la rebelión, huyó y después de varias semanas de vagabundeo encontró refugio en casa de un amigo. Allí, sin saber si sobreviviría a la guerra o cuando sería apresado de nuevo por los nazis, escribió la historia escalofriante de sus diez meses en el infierno. 
 
Bio-bibliografía del autor
Chil Rajchman nació el 14 de junio de 1914 en la ciudad de Lotz, Polonia. Pertenecía a una familia judía conformada por sus padres y seis hermanos. Su madre falleció previo a la Segunda Guerra Mundial y Chil tuvo que trabajar desde temprana edad para colaborar con su familia.
Cuando Alemania invade Polonia el 1º de setiembre de 1939, comenzando la Segunda Guerra Mundial, la familia Rajchamn comenzó a desmembrarse por su condición de judía. Las políticas anti judías y la llamada “solución final” (la decisión de exterminar a todos los judíos de Europa) repercutieron en esta familia de tal forma que los únicos sobrevivientes fueron Chil y su hermano menor, Jacobo.
Chil Rajchman fue uno de los pocos sobrevivientes del campo de exterminio llamado Treblinka, tras la rebelión en el 1943. Durante los siguientes dos años Chil se escondió en diferentes espacios con temor a su muerte. Allí fue donde escribió un minucioso y detallado relato de los hechos que constituyen hoy un valiosísimo testimonio de la barbarie.
Al finalizar la Segunda Guerra Mundial se radicó en el Uruguay donde pudo comenzar una nueva etapa de su vida. Como ciudadano uruguayo, formó una familia y a partir de su singular experiencia, fue un activo transmisor de un mensaje de justicia, tolerancia y respeto a la diversidad, siempre reconociendo los valores democráticos que caracterizan a la sociedad uruguaya que lo acogió.
El desafío que tomamos hoy, en el Proyecto Shoá, es el de transformar sus trágicas experiencias en enseñanzas de vida, en tomar su legado y difundirlo entre las nuevas generaciones, para educar en pro de una coexistencia basada en el ejercicio de los Derechos Humanos.