978-84-9060-006-1
M
Título
Jarrones chinos. "Arias Navarro, Suarez, C alvo-Sotelo, Gonzalez, Aznar y"  
Autores Anasagasti, Iñaki           
Editorial La Esfera de los Libros, S.L.  Nº edición  Año  Ene/2014
Colección    Nº colección    Páginas  449 
 
Materias



Situacion española


Encuadernación  Rustica 
Largo  24  Ancho  16 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   20,90
 
 
Reseña del libro
La expresión«jarrones chinos(que de tan valiosos, nadie sabe dónde ponerlos) dedicada a los expresidentes no es deFelipe González. La trajoIñaki AnasagastideVenezuelay es la excusa para hablar de cómo se pasa de ser un hombre poderoso a un florero o un jarrón chino político. Y sirve, además, para ver con los ojos de un portavoz parlamentario en qué ha consistido la transición desde la muerte deFrancohasta la presidencia deMariano Rajoy.Por estas páginas, trufadas de anécdotas e ironía, conoceremos algo más de la biografía deArias Navarro, cómo al presidente Suárez el PNV le otorgó el premioEuzkadi, su inédita y peculiar audiencia con el rey en marzo de 1978 o que Calvo-Sotelo no se apellidaba de esta manera. Y nos adentraremos además en las negociaciones conETA, en un cumpleaños de Felipe González con una torta y una vela, en La Moncloa para presenciar la bronca que le echó Aznar al autor después de tomarse un helado de café o en la inanidad política de Rodríguez Zapatero.Este libro aporta datos y visiones distintas a las biografías y reflexiones de la reciente historia de España, porque está escrito desde lo que enMadrid, para molestia de los nacionalistasvascosycatalanes, se conoce como «la periferia
 
 
Bio-bibliografía del autor
Iñaki Anasagasti Olabeaga nació en Cumaná (Venezuela) durante el exilio de sus padres. Estudió el bachillerato en San Sebastián y Bilbao y se licenció en Comunicación Social por la Universidad Católica de Caracas. Completó su formación cursando Economía y Estudios Internacionales antes de volver a Bilbao en 1975. En Venezuela fue miembro activo del Centro Vasco de Caracas y se ocupó, entre 1969 y 1975, de Radio Euzkadi, que transmitía clandestinamente desde aquel país latinoamericano. Tras la muerte del general Franco participó en la salida de la clandestinidad del PNV y fue elegido junto a Arzalluz y Ajuriaguerra miembro de la ejecutiva de este partido en Vizcaya y del Euzkadi Buru Batzar en 1977. En 1980 es elegido miembro del Parlamento Vasco; en 1986 diputado y portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados. Es el decano de los portavoces parlamentarios.