978-84-338-5988-4
GR
Título
Una conversacion literaria (Madrid, 1970)  
Autores Ayala, Francisco           
Editorial Universidad de Granada  Nº edición  Año  Nov/2016
Colección  Cuadernos de la Fundacion Francisco Ayala  Nº colección    Páginas  211 
 
Materias



Prosa siglo XX


Encuadernación  Rustica 
Largo  20  Ancho  12 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   15,00
 
 
Reseña del libro
 
 
Bio-bibliografía del autor
FRANCISCO AYALA. Premio Cervantes 1991

Premio Principe de Asturias de las Letras 1998

Novelista y ensayista español (Granada, 1906).

Estudió Derecho y Filosofía en la Universidad de Madrid; y Filosofía Política y Sociología General en Alemania en 1929-30. En 1932 ganó la cátedra de Sociología y Ciencias Políticas en la Universidad de Madrid, donde enseñó desde 1933 hasta 1936. Por esos años, fue colaborador de la Revista de Occidente y la Gaceta Literaria. Durante la Guerra Civil española ayudó a la causa republicana. Al finalizar la contienda se exilió a Buenos Aires, donde publicó algunas de sus obras, impartió clases de Sociología en la Universidad de La Plata de 1939 a 1950, y fundó la revista literaria Realidad.

Más tarde se trasladó a Puerto Rico, donde fundó la conocida revista La Torre. De aquí pasó a Princeton, Nueva York y Chicago, donde fue profesor de literatura española. Regresó definitivamente a España en 1969 y, de manera definitiva, en 1980. Tres años más tarde se le concedió el Premio Nacional de Novela y Narrativa. Miembro de la Real Academia Española desde 1983.

Escribió una primera novela de tipo realista, Tragicomedia de un hombre sin espíritu (1923), mientras cursaba el primer año de Derecho en la Universidad de Madrid. Otras novelas con ese mismo tono realista son Historia de un amanecer (1926) y Medusa artificial (1927), consideradas ambas como primeros tanteos en su producción. De esta fecha en adelante, su narrativa será mucho más experimentalista, como podemos ver en los cuentos El boxeador y el ángel (1929) y en los de Cazador en el alba, publicados en la Revista de Occidente en ese mismo año y uno más tarde en forma de libro.

Ironía, sarcasmo y sátira se hacen presentes en Los usurpadores (1949), constituida por seis historias, algunas de ellas escritas poco después de la Guerra Civil, donde el poder es el desencadenante de todas las desgracias; también en La cabeza del cordero (1949) muestra la preocupación por todo lo ocurrido durante esa guerra. En Historia de macacos (1955), publicada en primer lugar en la revista Sur (1952), escribe con un humor sarcástico y satírico; continúa con ese tono en dos libros, Muertes de perro (1958) y El fondo del vaso (1962), novelas negras y escépticas relacionadas entre sí, donde aparece el mundo esperpéntico de una dictadura americana.

Otras obras posteriores son: El as de bastos (1963), que recoge siete cuentos; Mis páginas mejores (1965) y Obras narrativas completas (1969). Más tarde, escribe El jardín de las delicias (1971), es su obra más personal en la que las abundantes referencias, tanto pictóricas y musicales como literarias, se hallan deliberadamente destacadas, de modo que el conjunto que forman contribuye en cierto sentido a dotar la obra de una unidad arquitectónica específica.

De su primera ocupación, la sociología, ha dicho que "se encuentra en la base de todos mis escritos", se derivan obras como el Tratado de sociología (1947 y 1959) y numerosos estudios sociológicos y ensayos, como El escritor en la sociedad de masas (1956) o Introducción a las ciencias sociales (1952). Sobre literatura general y española versan sus trabajos Reflexiones sobre la estructura narrativa (1970), Cervantes y Quevedo (1974) o El escritor en su siglo (1990). En 1980, publicó Recuerdos y olvidos, libro de memorias que le mereció el Premio Nacional de Literatura y Crítica.