978-84-204-3142-0 Título
Examen de mi padre  
Autores Volpi, Jorge           
Editorial Alfaguara, S.A. Ediciones  Nº edición  Año  Feb/2017
Colección  Narrativa hispanica  Nº colección    Páginas  296 
 
Materias



Prosa


Encuadernación  Rustica 
Largo  23  Ancho  15 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   17,90
 
 
Reseña del libro
Examen de mi padre es el libro más íntimo de Jorge Volpi, autor de En busca de Klingsor, Memorial del engaño y Las elegidas. Una memoria de su padre y, al mismo tiempo, una autopsia de México. «Mi padre murió el 2 de agosto de 2014. 
 
Bio-bibliografía del autor
Quién es:
Este autor, desconocido en España hasta que ganó el Premio Biblioteca Breve en el 99, nació en México D.F. en 1968. Estudió Derecho y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México y se doctoró en Filología Hispánica en la Universidad de Salamanca.

Volpi integra la llamada generación del «generación del Crack» que concibe sus obras como lecturas opuestas a lo efímero y contra los imitadores del realismo mágico. Para él la literatura es un camino de búsqueda, una forma de explorar el mundo, partes de la condición humana que son secretas.

Qué ha escrito:
Su primera novela, A pesar del oscuro silencio (1992), narra la vida del poeta mexicano Jorge Cuesta, uno de los intelectuales más importantes del siglo en México que acabó suicidándose. En el 94 publica Días de ira, una novela corta sobre el demonio y el mal que aparece publicada en Tres bosquejos del mal, junto a otras dos novelas de Ignacio Padilla y Eloy Urroz. La paz de los sepulcros (1995) es una novela política: «casi un exabrupto, por la situación que había vivido México en 1994». En El temperamento melancólico, el personaje principal es un director de cine alemán que filma una película en México tratando que las emociones fílmicas se vuelvan reales. En 1997 publica Sanar tu piel amarga, una novela corta en la que trata de definir las relaciones amorosas de manera irónica. La imaginación y el poder es, más que una novela, un ensayo largo sobre la relación de los intelectuales mexicanos con el poder en el 68 mexicano. En 1999 gana el Premio Biblioteca Breve de Seix-Barral con su novela En busca de Klingsor.

Su último libro:
Sobre él escribe el autor: «Yo lo que tenía claro desde el principio es que quería escribir una novela sobre el mundo de la ciencia porque creía que tenía una gran cantidad de riqueza en imágenes, metáforas, símbolos, que permitirían no solamente explicar el mundo, que es lo que busca la ciencia, sino que servirían para volverse metáforas, símbolos e imágenes de las relaciones humanas y de la relación del hombre con su entorno». Con En busca de Klingsor, Volpi ha conseguido sorprender tanto en América como en España; es una novela anómala en tanto que se distancia de las dos tradiciones, y consigue así ser más personal.

Qué han dicho de él:
Gonzalo Garcés lo define: « Para mí, Jorge Volpi es ante todo un poeta, en el sentido primero de la palabra: es decir, aquello que en griego valía por "artífice", o "hacedor". En una época que hace una coquetería de la falta de forma, y de la ignorancia un modo de ser moderno, él tiene la insolencia de construir mundos autónomos y coherentes, y de usar como materiales de construcción a la ciencia, la historia, la filosofía y la ética. No es casual que al principio y al final de su novela [En busca de Klingsor] sean discretamente parafraseadas las últimas palabras de Goethe: "Que haya más luz". En efecto, no es poco lo que recuerda al escritor de Weimar en la universalidad de este hombre y esta obra. Por lo demás, uno tiene la impresión de que Volpi es realmente, y en todo sentido, de los que quieren que haya más luz.»

Y qué ha dicho él:
«Para mí la literatura es sobre todo esta necesidad de saciar mi curiosidad y mi búsqueda de conocimiento. Finalmente yo creo que si escribo novelas es para aprender cosas sobre mí, para aprender cosas sobre el mundo, sobre la vida, como si fuera una investigación científica también. Por el otro lado, también yo creo que sí existe cierta responsabilidad social del escritor, probablemente no al escribir novelas con mensaje, pues desde luego es lo que menos me interesaría, pero, ya a otro nivel, creo que el escritor que le interese, que tenga la curiosidad de buscar más elementos para comprender la vida social, me parece lógico y pertinente que opine sobre temas de interés público y que tenga una función social en este sentido.»

«Claro que creo que solamente aquellas novelas en las cuales uno como lector se involucra y completa las pistas que el propio narrador le está dando son las que pueden convertirse en grandes novelas.»

Su poética:
Volpi, muy ambicioso, sigue la estética de la «generación del crack». Su obra ha recibido un magnífico tratamiento por parte de la crítica.

as revistas Letras Libres, Viceversa y Letra Internacional.