978-84-397-3308-9 Título
Quédate este día y esta noche conmigo  
Autores Gopegui, Belen           
Editorial Grijalbo Mondadori, S.A.  Nº edición  01  Año  Sep/2017
Colección  Literatura Random House  Nº colección  101101  Páginas  192 
 
Materias






Encuadernación  03 
Largo  230  Ancho  136 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   17,90
 
 
Reseña del libro
 
 
Bio-bibliografía del autor
Nació en Madrid en 1963. Esta licenciada en Derecho dejó pronto el mundo de las leyes para adentrarse en el de la literatura: «Estaba en cuarto de carrera, y leer cada vez me gustaba más. Estudié Derecho porque, bueno, porque entonces pensaba en ideales de justicia, arreglar el mundo, todo eso. Pero empecé a darme cuenta de que leer y escribir me gustaba demasiado. Acabé los estudios, se hilaron bien las cosas, empecé a colaborar en revistas, y pude ir sobreviviendo». Es considerada por muchos críticos como una de las novelistas más brillantes de su generación.

Qué ha escrito:
Hasta el momento ha publicado cuatro novelas, además de varios textos en la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza. En 1993 publica en Anagrama su primera novela, La escala de los mapas, Premio Tigre Juan y Premio Iberoamericano de Primeras Novelas «Santiago del Nuevo Extremo», narrada en primera persona por un protagonista masculino. En el 95, también en Anagrama, publica Tocarnos la cara; y, en el 98 (siempre en Anagrama), La conquista del aire, que se llegó a calificar de «novela perfectísima» y que Gerardo Herrero ha llevado a la pantalla grande bajo el título Las razones de mis amigos. Su último libro, Lo real, lo ha publicado en el 2001.

Su último libro:
En Lo real (2001, Anagrama), Belén Gopegui intenta viviseccionar la sociedad de los últimos años del siglo XX; su novela es una fábula moral muy crítica en la que una realizadora de televisión en declive pretende contar la historia de Edmundo Gómez Risco, que ha aprendido que el «yo» es un pronombre que carece de importancia, que el carácter cuenta menos que la posición en el interior de una historia. Por esto, desde muy joven se dedica a pasar desapercibido, a acumular información que un día pueda serle útil…


Qué han dicho de ella:
Francisco Umbral se encuentra entre sus admiradores; dice de ella: «Desde los primeros libros viene uno pensando que esta chica es la mejor novelista de su generación [...] Belén, como personaje o narradora, es una mujer de insistente conciencia social, personal, ética, quizá católica (presenta a algún personaje como «ateo político»). No oculta su procedencia educacional del Opus Dei, sino que la utiliza sabiamente, y compone una novela absoluta que comprende también la familia, el sexo, la muerte y la amistad, narrando siempre sin impaciencia, con lucidez y con una dulce minuciosidad femenina, descreída, desvivida (ha pasado el tiempo), irónica y por tanto triste. Nada que ver con el mercado o vientre editorial del violento y rudo consumo literario.»

Y qué ha dicho ella:
«Hay que tener mucho cuidado con la palabra "compromiso", porque es muy ambigua. Escribir es decir algo, y si tú no te haces cargo de lo que dices no tiene sentido que hables. Y si hablas tiene que ser para algo. Eso es compromiso, en el sentido más práctico de la palabra. Uno habla de comprometerse cuando decide, no sé, apoyar a Salman Rushdie o estar en contra del hambre en el mundo. A mí eso no me parece comprometerse, me parece apoyar una buena causa, que es lo menos que se puede hacer. Pero eso no es nada que te ponga a ti entre la espada y la pared. El compromiso es algo más serio, es tomar partido en los conflictos culturales, es dar la cara y decir en voz alta lo que pensamos. Acudir a un acto en favor de los refugiados del Sáhara ¿a qué te compromete? El compromiso implica un riesgo.»

Su poética:
Su estilo está centrado en el intimismo y la reflexión; es rico en matices y, en ocasiones, propenso a la abstracción. Algunos críticos opinan que la suya es una literatura diferente a lo que se espera de los escritores jóvenes.