978-84-239-6646-2 Título
Progreso decadente, (El)  
Autores Racionero, Luis           
Editorial Espasa Calpe, S.A.  Nº edición  Año  Ene/2000
Colección  Espasa Ensayo  Nº colección  Páginas  209 
 
Materias



Monografias ( obras de autores )


Encuadernación  Rustica 
Largo  Ancho 
Idioma  Español 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   18,50
 
 
Reseña del libro
El siglo XX se abre con teorías sobre la decadencia y se cierra con teorías sobre el caos. En la práctica, es un siglo de colosal progreso tecnológico. Lo material ha progresado, el pensamiento y la moral se han estancado.

Luis Racionero profundiza sobre lo que ha significado el "contradictorio" siglo XX y cómo influirá en el "ecléctico" siglo XXI. En «El progreso decadente» se llega a la conclusión de que, desde el punto de vista material, los últimos cien años han sido un período de progreso indiscutible, pero desde el intelectual lo ha sido de estancamiento en la filosofía y en el arte. De modo que "el progreso sólo se da en ciencia y tecnología, en lo demás hay regresión".

En este interesante ensayo el autor además plantea una serie de tema cruciales que deberán solucionarse en el siglo XXI: el orden de la multiplicidad, la armonización de ciencia con religión, la civilización del ocio, la educación para el desarrollo de las potencialidades humanas creativas, la ordenación democrática y solidaria de la globalización y el gobierno mundial.
 
 
Bio-bibliografía del autor
Luis Racionero Grau. Nació en Seu de Urgell (Lérida) en 1940. Ingeniero Industrial. Economista. Asesor de Urbanismo. Director del Colegio de España en París. Director de la Biblioteca Nacional desde 2001.

Ha sido profesor de Microeconomía en la Facultad de Ciencias Económicas y de Urbanismo en la Escuela de Arquitectura en Barcelona. Doctorado en Urbanismo en Berkeley (California), "by-fellow" en Churchill College de Cambrigde en 1994, en la actualidad es director del Colegio de España en París y colaborador, desde 1995, como crítico de Arquitectura, en el diario 'ABC', lo que compagina con incursiones cinematográficas y con su actividad como novelista y ensayista en castellano y catalán. Autor polifacético, ha recibido numerosos premios. Como ensayista consiguió el premio Anagrama de Ensayo en 1983 con «Del paro al ocio». En Cannes fue galardonado con el premio del Jurado por su cortometraje "La fiesta de los locos: una interpretación de H. Bosch", y como novelista ha obtenido el premio Prudenci Bertran en 1981 con «Cercamon», el premio Azorín en 1996 con «La cárcel del amor» y, en 2000, el premio Carlemany con «L´ultim càtar».