978-84-8367-272-3 Título
Dioses de Curtis, (Los) "Premio Asturias Joven de Poesia 2009"  
Autores Gutierrez Camblor, Sergio           
Editorial KRK Ediciones  Nº edición  Año  Abr/2010
Colección  Valkenburg  Nº colección    Páginas  62 
 
Materias



Poesia en asturiano


Encuadernación  Rustica 
Largo  24  Ancho  17 
Idioma  Asturiano-Castellano 
Estado
Sin stock, podemos pedirlo
Sin stock, podemos pedirlo
  P.V.P. 
 
   9,95
 
 
Reseña del libro
Como todos los de su generación, Sergio Gutiérrez Camblor (Siero, 1985) pasó su infancia en EE.UU. Con la marca de esa influencia catódica -la televisión que nunca se apagaba-, no extraña que su poesía esté poblada de escenas en las que se comparte helado de yogur y se habla de lo accesoriamente transcendental. La voz de este poeta está ya preparada para la decepción, su insolente convivencia: "Los regalos suelen tener forma de penitencia", según sentencia en los huecos que esta galería de desheredados, de naufragio postmoderno, le permite. Hay luz, claro, pero es la de la nevera. Gutiérrez Camblor disecciona un mundo doméstico en el que hace frío y hace ausencia y no pasa nada, por eso a veces, "ver a Kant reposantando en metá de la nada vendría bien tamién". La comunicación con los demás es un territorio difuso para el poeta, quien se aleja de las preocupaciones de los poemas iniciáticos y ahonda en la idea de matar al padre, encontrar un lugar.
Con Los dioses de Curtis Gutiérrez Camblor se reafirma en una voz propia a través del muestrario de unas herencias, como el pantone de una orfandad originada en el núcleo del desencanto. Una vez descubierto el universo, sólo queda darle patadas a una lata oxidada. Seguir. Pasar el rato. Y aguantar. Este joven poeta construye una crítica intensa reflexiva a través de la oscuridad cotidiana, donde "sufrir ye´l verbu". 
 
Bio-bibliografía del autor
La mística del amor -sí, podemos escribir la palabra mística cerca d´un poema, y lleerla, y podemos volver a falar d´amor ensin tener, depués, qu´agachar la vista, tiranos al suelu y pañar les pistoles o les propies cares- y del non-amor, que llega hasta una habitación entrastiada, con una cama ensin pates nin testeru, al traviés d´un portatil, con una banda de post-funk desfasada y seria: y l´autocomplacencia y toles búsquedes contemporánies y Ian Curtis cantando con verdá y guapura y voz de barítonu, y daquién pensando en suicidase; Joy Division faciendo de banda sonora, la tele, el Sol y l´humor de los mayores: esta retafila d´aparatos ye la base paisaxística de la que vienen on a la qu´atienden los cuarenta y cuatro poemes que faen el llibru.
Los dioses de Curtis, de Sergio Gutiérrez Camblor, nacíu na barriada de Los Cuarteles (Siero, 1985). De pequeñu taba gordu y desque dexó de talo solo s´enfota na estética. Cursó estudios na Universidá d´Uviéu. Nel 2007 publicare´l llibru de poemes A dixo a B: perversu (Trabe). Cada día que pasa tien más miéu a falar más de la cuenta. Y a escribir en tercera persona.